3 consejos para minimizar tu tasa de transacciones rechazadas

Publicado: 2 abril 2020

3 consejos para minimizar tu tasa de transacciones rechazadas

Como empresario, asegurador, gerente de un club de fitness o proveedor de energía, todos formais, de alguna manera, parte de la economía de la suscripción, y asegurar la entrada de ingresos de forma sostenible en vuestro balance supone un gran desafío. Como en todo método de pago, existe un porcentaje de los pagos que pueden ser rechazados, en el caso de los Débitos Directos SEPA (conocidos como SDD del inglés, SEPA Direct Debit), pueden producirse devoluciones o rechazos. Estas transacciones rechazadas de débitos directos se denominan transacciones R.

Un único débito directo fallido (o transacción R) puede provocar que un cliente abandone tu negocio y, en consecuencia, genere un impacto sustancial en tu actividad, repercutiendo negativamente en tus beneficios.

Sabemos que, como empresa, te enfrentarás a muchos imprevistos que podrán impactar en tus ingresos. Es por ello, que queremos ofrecerte nuestros consejos para aliviar las consecuencias de las transacciones R.

Cómo reducir tu tasa de transacciones R

1 . Elige los mejores días para ejecutar tus pagos

Tu tasa promedio de transacciones R puede variar según el tipo de actividad. Aunque, para reducir los riesgos vinculados, es importante realizar un análisis de la tasa de transacciones rechazadas durante un periodo de tiempo específico, mensualmente por ejemplo. Esto ayudará a identificar las situaciones en las que el riesgo es mayor, permitiendo adaptar la fecha de ejecución de los pagos para evitarlos.

Según datos internos de SlimPay, la tasa de éxito suele ser mayor si la fecha de ejecución de los pagos se produce entre el día 3 y el día 6 de cada mes. Esta tendencia es característica de nuestros clientes y puede diferir de tu análisis y la actividad de tu empresa. Por ello, te recomendamos que revises tus propios datos para identificar el período más adecuado y evitar aquellos que conllevan más riesgos.

2 . Identifica los códigos de rechazo de tus transacciones R

Por cada transacción R, existe un código de rechazo vinculado a ese pago fallido. La razón más frecuente para que un débito directo sea rechazado es la insuficiencia de fondos en la cuenta del deudor. Sin embargo, existen muchas otras razones como: una cuenta bancaria cerrada, un mandato inexistente o un mandato revocado.

Analizar los códigos de rechazo puede ayudarte a adaptar tus acciones, encontrar soluciones y evitar un escenario repetitivo de pagos rechazados, que afectará seguramente a tus ingresos.

Por ejemplo, si obtienes un código de rechazo AC04, correspondiente a una cuenta bancaria cerrada, podrías comunicarte con el cliente para solicitar un nuevo IBAN y actualizar los datos para proceder al pago. 

SlimPay ha detallado todas las recomendaciones para cada tipo de código de transacción R que te permitirá recuperar el pago fallido y asegurar ingresos futuros. Puedes echarle un vistazo en nuestro Centro de Ayuda.

3 . Reintentar transacciones rechazadas

Una vez realizados estos análisis, planificar el reintento de débito directo rechazado, de la manera más eficiente, es fundamental. Y no obstante, también existe la posibilidad de volver a intentar procesar el pago utilizando otros método de pago, como la tarjeta. Para la mayoría de los casos, podrás maximizar tus posibilidades de recuperar pagos fallidos y reducir el ciclo de facturación satisfactoriamente.



¿Cómo podríamos ayudar más?

En SlimPay, hemos desarrollado un conjunto de soluciones que podrían ayudarte a reducir el impacto de las transacciones R en tu actividad.

1 . Reintento automático

Nuestro módulo de reintento automático (Automatic Retry) permite relanzar automáticamente algunos de los pagos rechazados para asegurar la entrada de transacciones, ingresos y aumentar el valor de vida del cliente. Esta función es personalizable, se puede adaptar a las particularidades de tu negocio (número de reintentos automáticos, días hábiles de ejecución de reintentos automáticos, importes y rango de importes que se reproducirían, etc.).

2 . Reintento manual

También tienes la opción de volver a intentar manualmente las transacciones fallidas, de forma individual, a través de nuestro Dashboard.

Recientemente hemos desarrollado la función de Card by Link que permite enviar solicitudes de pago por correo electrónico. De esta manera, cuando exista un pago realizado a través de débito directo que ha resultado fallido, puedes enviar una solicitud de pago a través de tarjeta con la funcionalidad Card by Link. Su cliente recibirá un correo electrónico con un enlace que lo redirigirá al Checkout de SlimPay para que pueda realizar el pago con tarjeta. Una vez allí, el cliente solo tiene que ingresar los datos de su tarjeta. Este método asegura que el pago se realice muchos más rápido, sin poner en riesgo la sucesión de nuevas transacciones R.



¿Has experimentado alguna transacción R con un impacto sustancial en tus ingresos? Si la respuesta es sí, no dudes en ponerte en contacto con nosotros a través de nuestro formulario para que podamos compartir más consejos contigo.

This post is also available in: English Français Italiano