Parte II – Una respuesta ágil para una transformación digital exitosa

Publicado: 22 febrero 2021

Transformación digital exitosa

Más allá de las nuevas expectativas de los clientes y los nuevos canales de distribución, la transformación digital exitosa tiene una nueva visión, introduciendo nuevos conceptos como: inteligencia empresarial, big data, aplicaciones móviles o virtualización. Estos conceptos desafían la organización de la empresa y cambian las profesiones de los empleados. 

Además, la tecnología está dando cada vez más poder y conocimiento a los clientes y por lo tanto es necesario que los empleados se adapten para responder a sus exigencias. 

PARTE II – Transformación digital, la respuesta ágil entra en juego

Optimización de los procesos internos

Un estudio reciente en Alemania mostró que el 76% de las empresas del sector energético encuestadas ven la digitalización como una oportunidad para optimizar los procesos internos. 

De hecho, las nuevas herramientas permiten recopilar y analizar datos de clientes, crear documentos electrónicos o automatizar un cierto número de flujos. Los beneficios son múltiples: menores costos de procesamiento, flujos de trabajo acelerados, procedimientos simplificados, etc. Además, la interconectividad permite la integración de diferentes soluciones, desde CRM hasta software de facturación, pasando por el enrutamiento de correo electrónico. La digitalización forma parte de la era de la optimización.

Visión global de la transformación digital

Empezar sí, pero ¿por dónde? Aunque las empresas parecen ser conscientes de los beneficios de la transformación digital, no todas han alcanzado la fase de implementación de una estrategia dedicada a ello.

 ¿Cuál debería ser la estrategia digital? La digitalización ofrece muchas oportunidades para las empresas, pero éstas también pueden distraerse y no tener el éxito deseado en esta transformación, que en última instancia no se reduce simplemente a diseñar y programar una aplicación móvil.

Hay que saber responder a una necesidad identificada y establecer una estrategia global. El verdadero cambio se debe producir en la cultura de la empresa. La gestión de proyectos, la toma de decisiones, la reestructuración y la flexibilidad son fundamentales para poder adaptarse al nuevo entorno digital y reaccionar rápidamente, sobre todo ante la mentalidad de startups más receptivas y que saben asumir riesgos.

Una visión global de la transformación digital es fundamental, aunque se puede llevar a cabo en varias etapas. No obstante, se deben tener en cuenta todos los posibles impactos para anticipar y apoyar los cambios. Logística, informática, contabilidad, atención al cliente, comercial, marketing… todos los departamentos deben participar en el proyecto.

Gestión ágil de proyectos: adoptar una nueva mentalidad

La agilidad se presenta sobre todo como un estado de ánimo y gana prominencia dentro de las empresas que se enfrentan a la complejidad de los procesos. Hay muchos métodos y  todos tienen el mismo objetivo: productividad y compromiso. El método ágil permite gestionar los proyectos paso a paso, simplificar al máximo los procesos y centrarse en lo principal: el cliente.

La idea es sobre todo atreverse y probar un nuevo proyecto, desplegándolo en un ciclo corto que forma parte de un cambio constante. Permite incluir a los empleados en una reflexión de grupo en torno a la experiencia del cliente y no en torno a los KPI, pero también permite ofrecer una respuesta instantánea y flexible a los cambios. Spotify es una de las empresas más reconocidas por adoptar el método ágil: poca gestión, grupos reducidos y gran autonomía son los factores clave del éxito para la innovación continua y el desempeño de esta startup.

La transformación digital interviene tanto en la elaboración de la oferta como en los canales de venta, y tiene un impacto global en los procedimientos y organización de la empresa. Esta transformación digital tiene una nueva visión para las empresas, brindándoles muchas ventajas: reducción de costos, relación sólida con el cliente, simplificación y aceleración de los procedimientos. 

La clave es estar respaldado con los conocimientos y las herramientas adecuadas para comprender el cambio e inscribirse permanentemente en esta nueva era digital y centrada en el cliente.

Pionero o seguidor, el desafío es grande.

This post is also available in: English Français Italiano