Las alianzas entre empresas Fintech: 3 preguntas sobre una tendencia de fondo

Publicado: 15 junio 2021
Actualizado: 14 junio 2021

Las alianzas entre empresas Fintech: 3 preguntas sobre una tendencia de fondo

Durante los últimos años, diversas empresas fintech anunciaron su colaboración con otras empresas del mismo sector (p. ej., Younited Crédit y N26 o Linxo y Raisin). Estas alianzas adquieren distintas formas, por ejemplo, asociaciones tecnológicas, asociaciones comerciales o el uso mutuo de sus servicios. ¿Cómo se explica esta tendencia? ¿Qué condiciones se necesitan para crear una alianza relevante? En este artículo, encontrará las respuestas. ¡Siga leyendo!

1. ¿Por qué surgen estas alianzas?

Las alianzas entre empresas fintech, incluso en mayor medida en el sector de pagos, comienzan con un servicio específico (por ejemplo, SlimPay, que es el líder europeo en pagos recurrentes). Se necesita este enfoque para diferenciar esta estructura y convertirla en un área de especialidad en su nicho de mercado.

Sin embargo, para diferenciar la oferta, fortalecer su visibilidad y adquirir nuevos clientes, algunas empresas fintech consolidan fuerzas para proponer una cadena completa de valor y crear un ecosistema. Gracias a que también comparten una cultura y a sus necesidades de crecimiento convergente, las alianzas resultan totalmente lógicas. Además, la aparición de las interfaces de programación de aplicaciones (API) es el factor principal que hace posible esta conexión a un nivel técnico.

2. ¿Cómo se establece la relevancia de una alianza entre empresas fintech?

Una alianza relevante reúne ciertas condiciones técnicas y comerciales para que esta resulte útil para todas las partes. Por tanto, la pregunta principal sería la siguiente: ¿tenemos clientes y perspectivas en común? ¿Están orientados nuestros intereses hacia las mismas empresas? Si es así, ¿hasta qué punto una combinación de nuestros dos servicios podría ser interesante para estas empresas? En otras palabras: ¿cómo se beneficiarán?

Desde el punto de vista de las condiciones técnicas de la alianza, el factor principal que se debe establecer es hasta qué punto las dos tecnologías son «combinables» o fácilmente integrables. ¿Será necesario invertir en desarrollo? ¿Hasta qué punto? ¿Cuáles serán los posibles beneficios económicos?

Por último, es necesario establecer la relación comercial, es decir, definir el tipo de asociación (p. ej., ¿será una reventa de marca blanca o un proveedor comercial? ). ¿Quién revende la solución de quién? ¿Con esta asociación se ganarán clientes que no habrían tenido en cuenta nuestra oferta de servicios por separado? ¿Qué posibilidad existe de generar ingresos adicionales?

3. Estas asociaciones ¿significan una futura concentración del sector?

No necesariamente. Desde luego, para algunas partes con sinergias fuertes es muy tentador forjar asociaciones más sólidas a través de una fusión o una adquisición.

Sin embargo, este no es el caso de ninguna empresa fintech. Si una empresa logró establecer su nicho de mercado por su propia cuenta y creó buenas asociaciones sin depender de terceros, podemos decir que será lo suficientemente fuerte para seguir de forma autónoma.Las alianzas entre empresas fintech son bastante razonables y facilitan el crecimiento mutuo de estos actores. En SlimPay, colaboramos con otras empresas fintech en calidad de socios (comerciales o técnicos), mientras que otras empresas del sector usan nuestra solución de pago.

This post is also available in: English Français