Empresa aseguradora: digitalización del proceso de suscripción y pago

19.09.2018

La transformación digital es uno de los principales desafíos a los que se enfrentan las empresas aseguradoras hoy en día para mantenerse en la carrera por la supervivencia. Las nuevas regulaciones y los cambios en el comportamiento del consumidor están teniendo un gran impacto sobre este sector, obligando a las aseguradoras a ser más flexibles, a revisar cuidadosamente la relación con el cliente  y a adaptarse a nuevos modelos de negocio y ofertas.

El sector asegurador continúa trabajando en la mejora de procedimientos internos y de gestión a través de la integración de procesos digitales. Aunque no es esta la única razón, las nuevas formas de distribución multicanal, la necesidad de inmediatez por parte del consumidor o el creciente uso de las redes sociales resultan claves para mejorar el rendimiento de la actividad.                                       

La adquisición, la fidelidad, el ciclo de vida del cliente, la satisfacción… ¿Cómo la digitalización puede ayudar a las compañías aseguradoras a incrementar sus resultados?

Una adquisición de clientes sencilla y multicanal

En la economía de la suscripción, la transformación digital se presenta como una verdadera solución estrategia en la adquisición de nuevos suscriptores. No importa si hablamos de seguros profesionales o personales, seguros de casa o de vida, ofrecer una experiencia fluida y simple al cliente puede significar un incremento en la tasa de conversión. Esta realidad es todavía más evidente en el mundo online, donde el consumidor es completamente autónomo.

Además, para las aseguradoras, ofrecer una experiencia de suscripción online contribuye a reducir costes, tanto de procesamiento y gestión de contratos, como los asociados a posibles riesgos de fraude que puedan surgir durante el proceso de pago.

Por otro lado, la integración de modelos multicanal en la estrategia de venta es una forma de mejorar la interacción con el cliente, además de más eficiente a la hora de establecer relaciones a largo plazo con los mismos.

No importa de qué forma interactuemos con el cliente, ya sea vía online, email o a través de una agencia, el consumidor de hoy en día espera tener una experiencia homogénea, fluida y con la menor fricción posible. Aquí es dónde SlimPay puede ser tu solución, gracias al desarrollo de un módulo de firma electrónica que permite la firma de contratos y del mandato SEPA de forma simultánea, adaptándose a esa necesidad de multicanalidad:

    • Online: web, móvil o tableta, con el producto “Checkout
    • Email: en campañas de adquisición
    • Por teléfono: a través de teleoperadores
    • En persona: físicamente acudiendo a una de agencias

La firma electrónica resulta clave a la hora de acelerar los procesos de firma de contratos y de domiciliación bancaria, la aseguradora puede obtener el consentimiento del asegurado de forma inmediata.

La combinación de pagos que mejor se adapta a cada caso

Ofrecer una adecuada forma de pago se presenta como uno de los grandes retos tanto en la adquisición de nuevos clientes como en el mantenimiento de ingresos recurrentes. Encontrar la combinación de pagos que mejor se adapte a los diferentes escenarios y ofertas, resulta crucial, tanto para la experiencia del consumidor como para la propia aseguradora.

En el caso de la contratación de una póliza de seguros (de casa o de coche), las formas de recolectar los pagos pueden variar, desde un pago mensual, recurrente a través de una domiciliación bancaria o un solo pago por la totalidad del servicio una vez al año. Hasta un seguro que no requiere contrato, para servicios de emergencia por ejemplo,  donde las aseguradoras tienen que adaptarse y ofrecer la posibilidad de un pago único.

SlimPay ha enriquecido su Checkout para permitir a vendedores y en este caso a aseguradoras, a diversificar sus formas de pago ofreciendo distintas combinaciones según los casos de uso. De esta manera, aseguraremos una experiencia de cliente óptima y obtendremos un fuente de ingresos recurrentes.

Otro ejemplo, la suscripción de un seguro de coche, la aseguradora podría proponer un primer pago con tarjeta para asegurar los fondos Y a continuación para los siguientes pagos recurrentes ofrecer al cliente la firma del mandato SEPA. La combinación de pagos con tarjeta y domiciliación bancaria es ideal para asegurar tanto el primer pago como garantizar la perennidad de los pagos recurrentes.

Un mejor seguimiento de tus acciones

Al digitalizar la experiencia de suscripción, las aseguradoras también podrán realizar un seguimiento más preciso de su actividad. SlimPay ofrece a sus clientes el acceso a un “Dashboard” que permite una vista global de la actividad con un informe sobre los estados de pago ya sea por tarjeta o por adeudos directos, más conocidos como domiciliaciones bancarias. El asegurador puede conectarse en el Dashboard para visualizar todas sus transacciones iniciadas y planificadas, todos los rechazos y la lista de todos los mandatos y documentos firmados.

Descubre cómo SlimPay adapta su solución para abordar las necesidades específicas del sector de seguros en términos de suscripción y proceso de pago en este video.

¿Es el sector asegurador una industria de consumo como cualquier otra?

This post is also available in: English Français

Volver a artículos