Entrevista con Wassim Sacre, nuevo Chief Revenue Officer de SlimPay

Publicado: 1 diciembre 2020

Entrevista con Wassim Sacre, nuevo CRO de SlimPay

Nos complace dar la bienvenida a Wassim Sacre, el primero en ocupar el cargo de Chief Revenue Officer (CRO) de SlimPay. Anteriormente, Wassim se había ya incorporado a la dirección ejecutiva y al consejo de administración, agilizando nuestra salida al mercado y nuestras estrategias de crecimiento comercial.

Desde su nuevo cargo como CRO, Wassim encabeza  el desarrollo de negocio internacional, así como las alianzas comerciales. Actualmente, se encarga de la organización dedicada a la generación de ingresos que abarca las actividades de: marketing, desarrollo empresarial, ventas, gestión de cuentas y alianzas comerciales. 

Wassim es un ejecutivo internacional familiarizado con el negocio de las inversiones. Actualmente, pone al servicio de SlimPay dos décadas de experiencia en la creación de equipos ejecutivos de alto rendimiento y en el diseño de estrategias de mercado en el sector tecnológico. Antes de unirse a SlimPay, Wassim ocupó el cargo de director general de INVUS durante 13 años. Inició su carrera en los ámbitos de la consultoría de gestión y banca de inversión, en Booz Allen & Hamilton y Goldman Sachs respectivamente.

Desde su primer día, Wassim ha tenido que hacer frente a numerosos desafíos, debiendo no solo conocer al equipo, sino también elaborar la respuesta corporativa a la COVID-19, de manera remota. Wassim nos ha hablado de la experiencia vivida hasta el momento: 

Has tenido el honor de ser el primer «Slimmer» en incorporarse al cargo de forma completamente remota. ¿Cómo definirías la experiencia?

¡Conocer por primera vez a tantísimos compañeros de SlimPay a través de una pantalla fue muy interesante! Tuve que celebrar una videollamada tras otra para conocer a todos los integrantes, tanto a nivel directivo como operacional. Y, aunque habría sido genial conocerlos en persona, esto me permitió también conocer a otros miembros de la gran familia que es SlimPay, como sus hijos. 

En momentos de adversidad, las personas se ven obligadas a trabajar bajo presión, y esto te permite conocerlas mejor y averiguar qué necesitan de ti como líder. El equipo demostró tranquilidad y resiliencia a la hora de operar en un entorno tan cambiante, y flexibilidad para asumir y adoptar las nuevas prioridades y líneas de dirección establecidas. 

No sólo fuiste capaz de entablar relación con los miembros del equipo, sino también con otros integrantes de SlimPay, sin llegar a poner un pie en las oficinas. ¿En qué consistió tu enfoque?

Con anterioridad, ya tenía la sensación de que en SlimPay reinaba una cultura especial, encarnada por personas verdaderamente decididas a ayudarse entre sí; de modo que contactar con los distintos equipos, ya fuera de forma improvisada o programada, no me resultó difícil. 

Pero, sobre todo, di máxima prioridad a la colaboración. Como líder, en tiempos de crisis corres el riesgo de favorecer la velocidad a costa de la inclusión. Por eso, decidimos solicitar repetidamente la opinión de nuestros empleados, clientes e inversores sobre numerosas cuestiones. De hecho, nuestra primera revisión trimestral de negocio durante el confinamiento fue una labor de colaboración de todos los equipos que obtuvo un índice de satisfacción del 85 %.

También intentamos sustituir esos breves momentos de charla en la oficina por una especie de happy hours virtuales; para mí, esta ha sido una magnífica forma de conocer a otros compañeros sin la presión que suponen los plazos de los proyectos.

La COVID-19 está afectando profundamente a todas las empresas, incluidos nuestros clientes. ¿Cómo se han abordado sus preocupaciones concretas? 

En SlimPay, nos dedicamos a cobrar pagos en nombre de nuestros clientes y, por tanto, una de mis prioridades era garantizar la continuidad empresarial. Este fue un objetivo primordial, y estuvimos a la altura. 

Era fundamental evaluar y gestionar el riesgo de los clientes con el fin de ofrecerles soluciones a medida, alejándonos de otros enfoques más genéricos y conservadores. Mi experiencia en inversiones me ayudó a diseñar la respuesta a estos riesgos. La COVID-19 afecta a las empresas de distintas formas, y por eso he querido que cada una de las soluciones que diseñamos para nuestros clientes, de todos los sectores, tengan en cuenta sus dificultades y riesgos de mercado específicos para ayudarlas a capear el temporal.

Alcanzar la excelencia operativa y aportar valor a nuestros clientes es una prioridad en todo lo que hacemos, queremos transmitir a nuestros clientes que estamos a su lado y les apoyamos a largo plazo.

Los equipos de ventas y marketing también han vivido momentos difíciles. ¿Cómo se ha adaptado la estrategia comercial de la empresa a los tiempos que corren? 

Esta no es mi primera crisis económica, pero sí es la primera a la que tengo que hacer frente en medio de una pandemia. La crisis me obligó a incorporarme a toda prisa y a hacer frente a las nuevas prioridades sin tiempo que perder, todo ello sin olvidar la importancia de tener una buena acogida por parte del equipo. Incluso en tiempos de crisis, el modelo de dirección que eliges es tan importante como las decisiones que tomas. 

Queríamos asegurarnos de contar con todos los recursos posibles para ayudar a nuestros clientes y a nuestros socios. Nuestros ejecutivos de ventas y responsables de desarrollo comercial (SDR) asistieron en la gestión de cuentas, garantizando así un uso fluido de nuestra solución en cualquier escenario. También hemos renovado nuestra estrategia de marketing para centrarla en iniciativas y contenidos dotados de relevancia para nuestros clientes en estos momentos de crisis.

El hecho de concentrar los esfuerzos de los equipos en el horizonte —y no en la tormenta— nos permitió adoptar una respuesta coherente y avanzar con determinación para proteger la empresa sin renunciar a mantener el crecimiento. Me siento profundamente orgulloso del grado de movilización que ha demostrado el equipo durante este periodo intenso. ¡Mi más sincero agradecimiento a ellos por su resiliencia!

A pesar del efecto desestabilizador de la COVID-19, hemos podido observar tendencias positivas en cuanto a los hábitos de digitalización y de consumo. ¿A dónde crees que se dirige el sector de los pagos y cómo está respondiendo SlimPay a estas nuevas expectativas?

La crisis está agudizando las necesidades de digitalización y automatización de los comercios para vender sus productos y gestionar sus procesos internos. En SlimPay, concebimos los pagos como un factor decisivo para ambas, y que permite a los comercios ofrecer una experiencia perfectamente integrada a sus clientes al tiempo que protegen su empresa. Disponemos de los componentes digitales y de la combinación adecuada de soluciones de pago para respaldar a nuestros clientes en cualquier escenario, ya que nuestra prioridad ha sido siempre abordar sus dificultades, no venderles un producto cualquiera. Los comercios buscan una experiencia de pago segura y fluida, y por eso les estamos ofreciendo soluciones nuevas e innovadoras que puedan satisfacer sus necesidades, sobre todo durante el próximo año.

Una vez más, ¡bienvenido a SlimPay, Wassim! Es un placer que formes parte del equipo. 

Buenas noticias: ¡Estamos ampliando nuestros equipos de ventas, partnerships y marketing!

This post is also available in: English Français Italiano

Consent management powered by Real Cookie Banner