Seguros: Innovación en los pagos para impulsar el rendimiento financiero

Publicado: 16 junio 2020

Seguros: Innovación en los pagos para impulsar el rendimiento financiero

Aseguradoras y corredores de seguros deberían seguir de cerca las innovaciones que están teniendo lugar en el sector de los pagos, ya que podrían aportar soluciones concretas a sus problemas financieros. 

Para los tesoreros y los directores financieros del sector de los seguros, las dificultades asociadas a la optimización del flujo de caja, la gestión de la morosidad, la conciliación y la eficiencia en el pago de las indemnizaciones de los siniestros siguen siendo un tema polémico y lo seguirán siendo durante 2020. 

¿Cómo pueden las iniciativas europeas como la modificación de la Directiva sobre servicios de pago (PSD2) y los pagos inmediatos facilitar las cosas a los tesoreros de aseguradoras y corredores de seguros al mismo tiempo que mejoran la satisfacción de los clientes? 

Iniciativas europeas para facilitar la labor de los tesoreros de aseguradoras

La transferencia electrónica es un método de pago no reversible porque lo inicia el pagador. Esta es la razón de que se considere una alternativa adecuada; garantiza el pago, lo que permite a los tesoreros de aseguradoras y corredores tener mejor visibilidad del flujo de caja, optimizar los cobros y mejorar la gestión de riesgos financieros. Por consiguiente, las aseguradoras y los corredores de seguros pueden reducir al mínimo los pagos rechazados y los gastos asociados a su procesamiento. 

Otra alternativa que merece la pena tener en cuenta a la hora de reducir gastos es la transferencia electrónica. A diferencia de lo que ocurre con los pagos realizados mediante tarjeta bancaria, de uso generalizado, los gastos asociados al procesamiento de las transferencias electrónicas son muy inferiores, ya que no hay que abonar comisiones a Visa y Mastercard. 

No se puede negar que la transferencia electrónica es una forma de pago inusual debido a la complejidad que entraña para el cliente, ya que, para hacer una transferencia a un acreedor, el cliente debe conocer el IBAN del destinatario, añadirle como beneficiario y después esperar la autorización de su banco antes de poder hacer una transferencia. Pero la PSD2 ha introducido un nuevo servicio de pago que supone una revolución en cuanto a las transferencias electrónicas: el Servicio de iniciación de pagos (PIS, por sus siglas en inglés). Este servicio mejora la experiencia del cliente, ya que permite las transferencias interbancarias omitiendo todos estos pasos. Para realizar la transferencia al destinatario deseado, simplemente se redirige al cliente a su servicio de banca electrónica, desde donde realiza la autenticación reforzada del cliente mediante un código que solo el cliente conoce. Además, puesto que las normas de la PSD2 imponen el uso de una autenticación reforzada para este servicio de pago, el riesgo de fraude es prácticamente inexistente.  

Con el tiempo, el servicio PIS podría combinarse también con el servicio de Pagos inmediatos. De este modo, las aseguradoras podrían disponer de los fondos prácticamente al instante (en menos de 10 segundos) en régimen ininterrumpido. Así, los tesoreros tendrán la capacidad de controlar el flujo de caja en tiempo real

La innovación en los pagos como forma de mejorar la satisfacción de los clientes

El servicio Pagos inmediatos brinda a aseguradoras y corredores de seguros la oportunidad de prestar servicios con un gran valor añadido a sus clientes. En muchos casos, ante un siniestro, los clientes pueden verse incapaces de realizar los desembolsos iniciales, como los gastos de reparación, las facturas médicas o la asistencia en general. 

Para solucionar este problema, las aseguradoras y los corredores pueden usar el servicio Pagos inmediatos para transferir al instante los fondos necesarios a los clientes, lo que les permitiría afrontar mejor las situaciones de emergencia. 

En el caso de un seguro de automóvil, por ejemplo, un cliente que tenga una avería y necesite asistencia en un festivo podrá recibir inmediatamente los fondos necesarios para cubrir el desembolso inicial. Ya no tendrán que esperar 2 o 3 días hasta recibir un reembolso, lo cual resulta muy tranquilizador y se traduce en una mejora de la satisfacción del reclamante con el servicio. 

No obstante, un servicio de pago de reclamaciones basado en Pagos inmediatos no sería totalmente eficaz a menos que estuviese acompañado de unos controles antifraude rápidos, de un departamento de atención al cliente disponible para atender solicitudes y de un proceso de tramitación eficaz.  

Por tanto, además de elegir el método de innovación de pago adecuado para vencer los obstáculos a los que se enfrentan sus tesoreros, las aseguradoras también deben poner en marcha medidas para ofrecer una experiencia impecable a los clientes y optimizar la gestión financiera de la empresa. 

This post is also available in: English Français Deutsch Italiano